Closer Natalie Portman Rosa
Películas de identidad

Natalie Portman y Scarlett Johansson: pelucas rosas y nuevas identidades

85

Natalie Portman y Scarlett Johansson: pelucas rosas para nuevas identidades

Closer Natalie Portman Lynch

Alice conoce a Larry en una exposición. Ambos observan el retrato donde Alice llora, mucho antes de de ponerse una peluca rosa y ponerse a trabajar en un club de streapteaseLo cual sería un importante eje en la película que nos atañe: Closer (Mike Nichols, 2005).

ADVERTENCIA: Las siguientes líneas contienen spoilers sobre la película.

La oportuna pregunta de Larry abre la conversación:

– ¿Te gusta?

– No.

– ¿Por qué estabas tan triste?

– Por la vida.

Intentó ocultarlo, pero cuando la pusieron los cuernos su emoción de tristeza quedó reflejada para siempre en una imagen, exponiéndola a una mayor soledad de la que ya sentía antes si cabe. Durante todo el tiempo que estuvo enamorada su entrega fue tan grande que se olvidó de sí misma, y ahora no sabe como ser ella.

La respuesta de Alice no es si no un resumen de todo lo que pasará después, de su modo de ver la vida:

Es una mentira. Es un grupo de desconocidos tristes fotografiados hermosamente y todos esos tontos fanfarrones que aprecian el arte. Dicen que es bello porque eso es lo que quieren ver. Pero la gente de las fotografías están tristes. Y solas. Pero las fotos hacen … que el mundo parezca hermoso. Entonces la exposición es muy prometedora lo que la convierte en una mentira.Y a nadie le gusta una gran mentira.

 O aplicado a ella: soy una mujer hermosa, pero no hermosa como ellos me aprecian. Tal vez te haga un show privado al final de la película para que tu mundo también parezca hermoso, pero no aceptarás que sea la mentira que es, Larry. 

Closer Natalie Portman Lynch Cenital Scene

¿Pero dónde está la raíz de la soledad de Alice? Basta echar un vistazo al film para darse cuenta de que todos sus personajes tienen una importante tara, bueno, todos salvo Alice. Ella sólo se sentía sola, tanto que tuvo que buscar otras identidades transgresoras que la alejaran de su parte más sumisa a la sociedad. Larry tiene su primera aparición mientras chatea en un portal de sexting británico con otro hombre que se hace pasar por mujer. 

Dicho hombre sería el que fortuitamente acabaría dando lugar al encuentro al que se refieren las primeras líneas de este texto. ¿No es acaso este un juego ya de identidades y falsas apariencias? No es casualidad que un ambiente impregnado de dudas Alice se convirtiera en el producto de las dudas de los demás. La chica de los sueños que sólo aparece entre luces azules, cual sueño inserto en la diégesis de una película de David Lynch. Pero Natalie Portman no es la única en encarnar este arquetipo de mujer. Otro caso interesante en la historia del cine es Lost in Traslation (Soffia Coppola, 2004).

La identidad y el amor vuelven a ser los ejes de este film. Donde un hombre con un matrimonio acabado (Bill Murray), y una joven perdida en Tokio (Scarlett Johansson), salen de su vacío a través de una cariñosa soledad que les hará resurgir su chispa por la vida con fiestas y escapadas constantes por ciudad nipona. El afecto y la amistad destaparán las crisis existenciales de ambos personajes. 

Al final, ella: una recién graduada en filosofía en una ciudad que no conoce y sin rumbo en su vida. Él: un exitoso actor que se siente infeliz por no haber podido dedicarse de lleno al teatro en su carrera. 

La peluca rosa simboliza en Scarlett lo mismo que en Natalie Portman, sólo que en este caso al menos hay un matiz de esperanza, más alegre que en el trágico final de Closer, pero igual igual de trascendental para su personaje y para los ojos de quienes la observan.

Pedro Delgado

Confundador de urltr.ee. Comunicador audiovisual. Diseñador y desarrollador de videojuegos independientes.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *